Pruebas de campo y en taller

Los procesos para probar controladores de recierre durante la puesta en servicio y el mantenimiento son cada vez más complejos, tanto para el personal de pruebas como en lo que se refiere a los equipos necesarios. Esto se debe a la mayor precisión y flexibilidad de los nuevos controladores digitales, su mayor integración en redes inteligentes (Smart Grids), así como a normativas más estrictas para garantizar la fiabilidad del sistema de distribución eléctrica.

Los ingenieros de pruebas necesitan poder realizar pruebas funcionales básicas de la forma más rápida y fácil posible. Otras pruebas más detalladas y complejas también precisan un alto grado de automatización y conocimientos expertos.

Nuestros sistemas de pruebas CMC a medida contemplan todos estos requisitos de forma exclusiva. Son, por lo tanto, muy populares entre el personal de pruebas gracias a su portabilidad, versatilidad y facilidad de uso.

Está utilizando una versión de navegador desactualizada.
Por favor, actualice su navegador o utilice otro para ver correctamente esta página.
×