OMICRON Magazine

Imagine este escenario: es un día caluroso y John está en campo probando transformadores de tensión. Lleva toda la mañana inyectando 1 400 V en los terminales de AT de varios TT y tomando mediciones secundarias con la caja de conexiones, los terminales de relés y otros equipos aguas abajo en el circuito. Ha estado repitiendo estas pruebas durante horas utilizando la función de tarjeta Quick del CPC 100. Cuando termina la última serie de mediciones, vuelve al TT para desconectar la pinza, pero no se da cuenta de que el CPC 100 sigue emitiendo tensión. Entra en contacto con la alta tensión y recibe una descarga mortal. Errores como éste ocurren muy rápidamente porque los sentidos humanos no pueden detectar los peligros eléctricos y, por tanto, permanecen invisibles. Como en la mayoría de los accidentes, múltiples factores contribuyen a que se produzcan. En este caso, se infringieron las cinco normas de seguridad, no se observaron las luces de estado roja/verde del CPC 100 y John había estado realizando tareas peligrosas sin un compañero de trabajo. Probablemente estaba fatigado después de un día largo y caluroso haciendo pruebas repetitivas. En OMICRON nos esforzamos por fabricar los mejores productos y buscamos continuamente formas de mejorar nuestros dispositivos y el trabajo relacionado con ellos. La seguridad es una de nuestras máximas prioridades y siempre estamos introduciendo nuevas funciones que reducen los riesgos. Nos enorgullece anunciar el lanzamiento de dos nuevas funciones del CPC 100 incluidas en la última versión del software PTM 5.00: 2 kV-Timeout en Quick y detección rápida de fallas (RFS). Teniendo en cuenta sus características de salida únicas, estas funciones están previstas para abordar el entorno de trabajo específico en el que se utiliza el CPC 100. 2 kV-Timeout en Quick es fácil de explicar: El CPC 100 finalizará la inyección de alta tensión en la tarjeta de pruebas Quick después de un tiempo predeterminado de 10 segundos. Este límite de tiempo puede ser definido por el usuario y desactivarse si es necesario; se reinicia con cada reinicio. Esto puede contribuir a la seguridad cuando un usuario está distraído y deja de ser consciente de la situación. En pocas palabras: La RFS supervisa la salida para detectar cambios en la salida e iniciar una desconexión inmediata del CPC 100. Sin embargo, se necesita un poco más de información para describir su funcionamiento. La norma IEC TS 60479-2 nos da una idea general de la rapidez con la que debe apagarse el dispositivo para reducir eficazmente el riesgo de fibrilación cardíaca. Suponiendo, por ejemplo, que haya 1 amperio de corriente en el cuerpo durante un accidente; debe apagarse en menos de un milisegundo para mantener el riesgo razonablemente bajo. Para comparación: Los dispositivos de corriente residual (DCR) estándar suelen dispararse en unos diez milisegundos y requieren circuitos supervisados adicionales para aislarlos de la tierra. Son demasiado lentos para corrientes corporales elevadas y muchas aplicaciones del CPC 100 requieren una conexión directa a tierra. Así que tuvimos que pensar de otra manera. Construir un sistema que pueda cumplir estos requisitos es un reto técnico inmenso. Sin embargo, la RFS puede resolver este problema porque puede detectar las fallas en unos poNUEVAS FUNCIONES DE SEGURIDAD QUE PTM 5.00 INCORPORA AL CPC 100 «Dado que ambas están basadas en software, prácticamente todos los CPC 100 pueden actualizarse inmediatamente, con la actualización a PTM 5.00. ¡Manténgase seguro»! 28

RkJQdWJsaXNoZXIy NTkxNzY=