Pruebas de subestaciones aisladas por gas (GIS)

Las subestaciones aisladas por gas (GIS) son muy compactas y por tanto representan una alternativa que ahorra espacio a las clásicas instalaciones aisladas por aire. Se garantizan unas cortas distancias de aislamiento gracias a la alta resistencia dieléctrica del gas de hexafluoruro de azufre (SF6) Un perfecto estado del aislamiento es esencial para garantizar un funcionamiento confiable de la subestación GIS. Las características del gas SF6 permiten también la extinción de los arcos que puedan producirse durante la desconexión de los contactos bajo tensión.

Durante la fabricación, funcionamiento o cuando se realizan las tareas de mantenimiento, las superficies de los conductores pueden mancharse o dañarse. Esto tiene una influencia negativa en su comportamiento de aislamiento, que puede diagnosticarse mediante las mediciones de las descargas parciales.

Cuando se pone en servicio una subestación GIS, también es necesario realizar una prueba de tensión no disruptiva según las normas (IEC 62271-203). Con este fin, hemos desarrollado un sistema de pruebas que le permitirá demostrar que la calidad del aislamiento corresponde a la tensión nominal.

Está utilizando una versión de navegador desactualizada.
Por favor, actualice su navegador o utilice otro para ver correctamente esta página.
×